Le site Tlaxcala est de nouveau en ligne !
The Tlaxcala site is online once again!
La página web de Tlaxcala está de nuevo en línea!
Die Website von Tlaxcala ist wieder online!
http://www.tlaxcala-int.org

Thursday, 22 January 2015

El "musulmán moderado", una versión actualizada del "buen negro".

por Ahmed Benchemsi,  Le Monde.fr,
Traducido por María Piedad Ossaba, Tlaxcala




Desde que se propagó la noticia de la trágica masacre de Charlie Hebdo, la condena del horror ha sido acompañada, como por una hermana gemela, por la advertencia contra « la amalgama ». Tanto François Hollande como Nicolas Sarkozy utilizaron ese término. Sin olvidar las cohortes de invitados a los estudios de televisión que,  con la mano en el corazón, juraron que los terroristas « no representan los 5 millones de musulmanes de Francia ». Sí, el islam de estos últimos es « moderado », opinaron al unísono los animadores estrellas.

Este discurso no es nuevo. Incluso es un clásico de lo político-mediáticamente correcto, que se reproduce sin parpadear después de cada atentado terrorista. Su objetivo: contrarrestar la estigmatización de los franceses procedentes de la inmigración. Su mensaje: No hagamos el juego del Frente nacional. Su lema: todos somos hijos de la República. Su exhortación: no singularicemos a los musulmanes de Francia.
Salvo que calificándolos de « musulmanes» ya se les singulariza. Y se rompe sin siquiera darse cuenta, el principio de igualdad, valor cardinal de esta República que se pretende defender. ¿En nombre de quién nos abrogamos con autoridad el derecho de encasillar en una religión a 5 millones de personas? Si esos son musulmanes, entonces los 60 millones restantes deberían ser católicos, ¿no? Charb y  Cabu sin duda se destornillarían de la risa  en sus tumbas con esta idea…Francia tiene una sólida tradición anticlerical, los chistes verdes blasfemos de los mártires de Charlie Hebdo son una de sus marcas de fábrica. Cuando decimos « los cathos* » pensamos en una minoría de  santurrones al margen del consenso social. Pero ¿por qué cuando se dice « los musulmanes », se habla de todos los franceses originarios de del Norte de y del Occidente de África?

El islam, es una ridícula evidencia, no está inscrito en el patrimonio genético de nadie. Es una idea a la que cada quien es libre de adherir- o no- incluso cuando se llama Mustapha o Fatima. Los franceses hijos de inmigrantes fueron a las mismos escuelas republicanas que otros, estudiaron allí a Voltaire y la Ilustración tanto como los otros. Salvo si se considera que su origen étnico condiciona su modo de pensar (lo que es la misma definición del racismo), no hay razón para que sean menos sensibles a estas ideas que los franceses « de cepa ». Sin embargo, el discurso común retomado hasta en  la cumbre del Estado, los remite a su supuesto islamismo sin tener en cuenta su opinión. Al hacerlo, los confesionaliza a la fuerza condenándolos inexorablemente a la diferencia. ¿Libertad, igualdad, fraternidad, dice usted? Por supuesto, hay entre estas poblaciones «verdaderos » musulmanes. Estos tienen la fe por una buena razón, el único planteamiento viable: lo decidieron después de haberlo pensado libremente. Pero hay también muchos que se dicen musulmanes porque es la imagen que se les remite de sí mismos – y, por diversas razones (fracaso escolar, marginación socio-económica…) no tienen la fuerza o el recurso de poner esta imagen en tela de juicio.

El discurso ambiente les deja la elección sólo entra extremismo y el " Islam moderado ", entonces toman al segundo, a falta de algo mejor, o se rebelan coqueteando con el primero. Y luego hay una tercera categoría de hijos de inmigrantes, sin duda la mayoría silenciosa: los que toman al pie de la letra lo que se les enseña en los libros escolares. Los que adoptan tranquila y naturalmente la cultura irreligiosa de este país, Francia que es el suyo. Aquellos que no van a la mezquita porque esto no es lo suyo, beben trago si es el caso, celebrado el Aid El Kebir ** con sus padres, mientras otros comen el pavo de Navidad con los suyos en un marco de convivencia. Imagínense su consternación cuando los políticos (por los que ellos votan) y los medios de comunicación  (algunos de ellos pagados con sus impuestos) convocan a los imanes para  hablar en su nombre…

Si el discurso de la extrema derecha sobre « los musulmanes en Francia » es racista y agresivo, el de lo político-mediáticamente correcto sobre « los musulmanes de Francia » es esencialista y condescendiente. El « musulmán moderado » de hoy remite de cierta manera, al « buen negro» de ayer. Si, Charlie Hebdo debe vivir para que la libertad de expresión triunfe. Pero también porque hay unas caricaturas que se extravían…

NdT
*Cathos: diminutivo de católicos
** El Aid El Kebir, llamada también Aid al-Adha,o Fiesta del Sacrificio, que significa literalmente « la Gran fiesta » es una de las fiestas  más importantes del Islam.

No comments: